Empezando por describir tu oficio

Tu oficio

 

Mi agradecimiento al Dr. Hugo Bolio Arceo, quien es un protagonista de esta historia y una de esas personas que Dios pone en tu camino para tratar de educarte, aunque en el proceso se frustren,… Muchas gracias Hugo por tus consejos y conversaciones….

 

Una de las tareas más importante y creo que la clave para iniciar el complicado camino de darle vida a tu pasión, es describirte en términos de lo que te gusta hacer, es decir tu quehacer, tu oficio,…

Mucha gente encerrada en estos extraños cajones llamados empleos en los cuales la moderna sociedad nos encierra, descubre en su tiempo libre que le llama la atención la carpintería, el dibujo, escuchar música, ver programas de TV, ir al cine, pero no solo como una distracción, sino que alguna de estas actividades que le provocan una fuerte atracción, un gusto mayor  de lo que a los demás les provoca, algo por lo que sus amigos, familiares, compañeros de la oficina;  esos a los que su tribu los reconoce y muchas veces en forma divertida:  pregúntale a Juan el cinéfilo, María la crítica de arte te puede decir,  Pedro – “el financiero” – te puede dar un consejo, Carlos “el matemático”…..

El gran tema es que ahí nos quedamos, en el gusto por el gusto y a veces apreciamos el título que la tribu nos ha otorgado, y por tiempo, flojera o porque no nos damos cuenta, no hemos sido capaces de explorar más, de llevarlo a un siguiente nivel de gusto o no hemos tenido los recursos para hacerlo, pero y que tal si tuviéramos el tiempo, el dinero, la curiosidad y otros factores que nos permitieran hacernos la pregunta, En este momento con todo resuelto y con la vida disponible para divertirme en lo que me gusta, Que haría? ¿A que me dedicaría? ¿En qué oficio invertiría mi tiempo?, aunque no me paguen por hacerlo; pero en esto hay que ser sumamente honestos, no irte con la finta del hedonismo, ni de las tentaciones ilegales y fantasiosas del supuesto éxito financiero rápido, sino mas bien pensar en lo que te llena por dentro y por fuera.

Porque si es verdad, muchas veces el camino de la pasión te lleva a reconocer que lo que te gusta hacer, quizá no te lleve a la cumbre del éxito económico, pero te dará una vida cómoda, tranquila y sumamente satisfactoria.

En lo personal llevo años invertidos en este tema, porque es algo que he tenido que aprender por mi mismo, iniciando desde el principio de que buscar hacer lo que te gusta no es pecado sino al contrario, el camino a tu salvación emocional y espiritual, me he querido encajonar en los título que te da la sociedad moderna como especialista en sistemas de calidad, auditor, asesor de gestión,…  no solo porque era cómodo parea mi etiquetarme con nombres que lo dicen todo y dicen nada a la vez, pero también porque es un lenguaje común necesario cuando hablas con otras personas, sobre todo con las que quieres que te compren tus servicios o productos, sin embargo, siempre guarde ese sentimiento de que estos títulos no reflejaban mi verdadero quehacer.  Un amigo, de esos que Dios te pone en el camino, me dijo, “es que tú tienes una habilidad para ver todos los temas que analizas como SISTEMAS y poner cada cosa en su lugar”, siempre agradeceré esta conversación a Hugo – para los amigos- o el Dr Bolio para los demás, ya que fue el inicio para, primero, darme cuenta y después seguir en esta búsqueda de mi quehacer, en la que todavía estoy dando tumbos en su definición, pero que hoy me ha dado una claridad mayor de la que tenia antes de lo realmente me gusta.

Hoy, en este momento de mi vida como diría el Dante, me autodenomino un narrador gráfico de historias, esto es que a través de cuadritos, flechitas, círculos y textos, describo una historia que para alguien es importante y luego les ayudo a encontrarle valor a través de rehacerla de una forma mejor,.. simple?, creo que no, pero si muy satisfactoria porque en lo personal y lo profesional, me ayuda a reforzar mis capacidades y habilidades en esa dirección y olvidarme de otros temas, que también me gustan, pero en realidad, no me salían tan naturales como este. Aunque debo decir que este oficio de narrador esta complementado por otros sub oficios o habilidades que también cultivo con particular gusto, ya que me ayudan a desarrollar historias que todos necesitan, pero que aun no me han pedido, habilidades como gambusino del internet, es decir soy bueno para navegar en la red y encontrar información, que es como pepitas de oro, que uso para analizar una historia, descubrir su potencial y luego desarrollarla, lo cual hago bastante bien, creo,…

Bueno voy a parar aquí mi historia, quise compartírselas para ofrecérselas como referencia en su búsqueda de su pasión de su quehacer, les dejo unas ultimas ideas al respecto y espero les sean de valor:

  • Primeramente, aprendan a escucharse con honestidad y no se guíen por los espejismos o atajos que ofrece el mundo
  • Segundo, experimenten y aprendan en ciclos cortos y rápidos, si al iniciar algo que creen que es lo suyo, pero ven que no les sale natural y además se incrementa el grado de frustración, déjenlo, el único activo que es realmente suyo y no deben desperdiciar es su tiempo, es parte de su vida.
  • Tercero y último por hoy, rodéense de amigos que les quieran ayudar en esa búsqueda, la vida se los pondrá en el camino para que ustedes los reconozcan y atesoren, ellos, si los conocen, son faros de referencia que les ayudaran a ubicarse

Una última idea, otra persona importante en mi vida me enseñó un indicador de oro para saber si ya había encontrado mi oficio: mi esposa Lupita, quien es maestra de OFICIO y de gusto, que desde la conozco tiene esa pasión por enseñar a los niños, y educarlos en un sentido holístico, una vez me dijo que cuando ella empezó a trabajar, se dijo “mira y hasta te pagan por hacerlo”,.. pues bien, cuando ustedes lleguen a decirse esto honestamente, ya habrán encontrado su oficio.

Gracias por leer mi artículo y espero que pronto les pueda ofrecer mas contenido que les sea útil interesante o por lo menos los entretenga.

 

 

Saludos

 

CG